Cerrar buscador
  1. Inicio
  2. Educación sexual
  3. Sexualidad
  4. Eyaculación

Eyaculación

La eyaculación es generalmente concurrente con el orgasmo. Sin embargo, los dos no están relacionados, aunque para la mayoría de los varones están muy asociados una del otro. Una de ellas es la consecuencia natural de la otra.

¿Qué es la eyaculación?

La eyaculación es la expulsión fuera de los genitales masculinos y femeninos de diferentes fluidos.

Eyaculación


La eyaculación masculina es la expulsión del semen (gameto masculino, células sexuales haploides) fuera del pene. En el caso del hombre lo habitual es que la eyaculación masculina y el orgasmo coincidan.

En el caso de la mujer la eyaculación femenina es la expulsión de un fluido originado en las glándulas de Skene (próstata femenina) fuera de la vagina por el orificio cercano a la uretra y que está conectado con esta. Por este motivo, muchas mujeres confunden la eyaculación femenina con las ganas de orinar.

Sin embargo, el líquido es totalmente diferente. El orgasmo femenino no siempre va acompañado de eyaculación femenina, si bien suele ser más sencillo lograrla estimulando el eje del punto G, más cercano a la próstata femenina.

Eyaculación femenina

La eyaculación femenina existe, aunque muchas mujeres lo puedan confundir con pérdidas de orina. Suele ocurrir durante la excitación y el orgasmo.

Las responsables de la eyaculación femenina son las Glándulas de Skene que forman parte de la próstata femenina, situada a lo largo de la uretra y que producen un líquido expulsado a través de esta. Este líquido, denominado líquido prostático,  está compuesto por una enzima llamada fosfatasa ácida prostática (FAP), una proteína denominada PSA, glucosa, fructosa y creatinina. El orificio está situado justo debajo de la Uretra y se comunica con esta, de ahí su denominación de para-uretrales y su confusión con el meato urinario. Estas “pérdidas de orina” no son tales sino que se corresponden con la eyaculación femenina. Son consecuencia de la secreción del líquido prostático, expulsado mediante las contracciones del orgasmo o también cuando las glándulas están llenas (este último caso es muy poco frecuente).
La cantidad de líquido liberado por las glándulas es diferente en cada mujer y puede ser desde unas gotas hasta casi 450 ml. La humedad de la vagina aumenta con el orgasmo, pero no en todos los casos se nota de manera visible, se supone que cuanto mayor excitación alcanza la mujer mayor cantidad de líquido expulsará pero no es una regla directa. La diferencia con la lubricación vaginal (producida por las Glándulas de Bartolino) es la contracción del órgano y la sensación del “expulsión a chorro”, si bien la potencia de la misma varía de unas mujeres a otras.
La mayoría de las mujeres pueden disfrutarla, tal vez muchas la tengan sin ser muy conscientes de ello.

En muchas ocasiones es más fácil para las mujeres eyacular con la estimulación del eje del punto G (que podría ser una parte del clítoris), debido a que la presión de dicha zona se acerca a la “próstata femenina”. Sin embargo, no debe convertirse en una obsesión, ya que no a todas les resulta agradable la estimulación de este punto. Del mismo modo que la concatenación de orgasmos, es mejor convertirlo en un juego de autodescubrimiento. Otras teorías apuntan a que la próstata femenina podría estar más desarrollada en unas mujeres que en otras.

Eyaculación masculina

La eyaculación masculina es la expulsión de los gametos masculinos (semen) a través del pene. Se desarrolla en dos fases. Estas son:

  • 1ª fase de la eyaculación masculina. Fase de Carga y Acumulación. Implica por contracción de los epidídimos, de los deferentes, de la próstata, de las vesículas seminales y de las glándulas periuretrales, una transferencia y una acumulación del esperma hacia la uretra prostática. Durante esta fase, la persona experimenta la sensación de eyaculación inminente, de punto de no retorno en la eyaculación. Sin embargo, previo a este punto de no retorno, debemos saber que en el hombre la respuesta sexual masculina es semiautomática, es decir, un pensamiento negativo durante la erección puede perturbar o detener esta. Aunque un hombre tuviese un estímulo erótico como caricias sexuales, si en ese momento pensase el temor que le ocasiona no poder mantener la erección y sintiese ansiedad, el automatismo de la erección se frenará y la erección no se producirá.
  • 2ª fase de la eyaculación masculina: es la eyaculación propiamente visible. Consiste en la descarga o expulsión de esperma. La eyaculación pone en acción la contracción de los músculos que rodean la base del pene, esta musculatura se contrae en intervalos de 0,8 segundos, lo que tiene como efecto el contraer la uretra y expulsar rítmicamente el esperma. Durante la expulsión espasmódica del esperma, el hombre siente la sensación de placer intenso, que constituye el orgasmo propiamente dicho.

En muchas ocasiones, el varón puede manifestar insatisfacción con su tiempo de eyaculación. El tiempo óptimo de eyaculación es subjetivo. De hecho, este tipo de problemas sexuales apenas se manifestaba hace décadas, tanto por ser un tema tabú como porque no había tanta presión sobre los hombres (la sociedad no estaba tan sexualizada, las mujeres estaban más reprimidas y el hombre no tenía que demostrar dar la talla). De hecho, son disfunciones que suelen percibirse cuando hay pareja. Así, cada vez acuden más varones a terapia sexual verbalizando tener problemas sexuales de eyaculación precoz (querrían tardar más tiempo en eyacular), eyaculación retardada (querrían tardar menos tiempo en eyacular) o eyaculación retrógrada (eyaculación interna, hacia dentro, apenas se expulsa semen o no se expulsa, en este caso sí puede haber un problema médico grave). En cualquiera de las circunstancias, la recomendación es la misma: acudir a terapia sexual, lo cual ayudará a mejorar las relaciones sexuales y la comunicación.

Preguntas frecuentes sobre la eyaculación

¿Qué es la eyaculación en el hombre?

La eyaculación en el hombre es la expulsión por medio del pene, de semen.
En la mayoría de los hombres, la eyaculación coincide con el orgasmo.

¿Qué es la eyaculación femenina?

La eyaculación femenina es la expulsión por medio de la vagina o uretra (discusión entre científicos porque no está determinado) de un líquido diferente al semen masculino en pleno orgasmo.

A veces cuando estoy muy excitada noto que tengo mucha lubricación, ¿estoy eyaculando?

Normalmente no, las responsables del líquido de la lubricación son las glándulas de Bartolino y la sensación “estar húmeda” que producen no es tan abundante y rápida (“expulsión a chorro”) como la eyaculación. Es cierto que hay gente que eyacula y no se da cuenta, pero no es lo mismo que la lubricación.

Contenido relacionado

 

Eyaculación, también lo puedes conocer como:

 

Si te gustó este contenido, por favor compártelo en Facebook, Twitter, etc.

Compartir en facebook Compartir en twitter Compartir en googleplus

 

Preguntas de usuarios sobre Eyaculación

Hola HenryEs aconsejable que acudas al urólogo para que te realice una revisión porque puedes tener una... Respuesta realizada por

Hola Yesi,Te comento, si antes de eyacular hubo una penetración, puede que exista la posibilidad de un embarazo, aunque es muy... Respuesta realizada por

En mi tierra se dice que “antes de llover chispea”, por lo que hay que tener mucho cuidado cuando se mantienen relaciones... Respuesta realizada por
 
 

Tags

Clínicas para abortar Sexualidad Sexualidad en la adolescencia Pene Aborto legal Erotísmo Clínicas de aborto Aborto Legal Clínicas de aborto Sexo Clínicas para abortar Homosexualidad Próstata Vagina Lesbiana Educación sexual Gay Clítoris
Subir arriba
Uso de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Más información | Aceptar