Cerrar buscador
  1. Inicio
  2. Educación sexual
  3. Sexualidad
  4. Sexualidad en la adolescencia

Sexualidad en la adolescencia

La sexualidad no solo tiene que ver con el acto de reproducirse, sino que representa la generación de deseos, sentimientos, fantasías y emociones.

¿Qué es la sexualidad en la adolescencia?

La sexualidad en la adolescencia es cuando el joven se desarrolla física y mentalmente, adquiriendo los caracteres sexuales secundarios, desarrollando el pensamiento maduro, despierta un comportamiento sexual y se transforma en un ser sexual.

Etapas del desarrollo de la sexualidad en la adolescencia

  • Adolescencia temprana (11-13 años): se caracteriza por la velocidad de los cambios físicos en el adolescente, el joven se encuentra aún lejos del deseo sexual adulto, por lo que se presenta como una fase de autoexploración debido a los nuevos cambios físicos y psíquicos que experimenta y también de exploración del contacto con el otro sexo.
  • Adolescencia media (14-17 años): el adolescente ya está casi desarrollado, sus órganos sexuales están listos para la reproducción y el deseo sexual se incrementa. Se desarrolla una sensación de invulnerabilidad y fortaleza que inducen al joven a comportarse de una forma narcisista. Se empieza a buscar el contacto habitual con el otro sexo y pueden llegar las primeras relaciones sexuales. También se considera que durante esta etapa se produce el auge de las fantasías románticas.
  • Adolescencia tardía (17-21 años): el adolescente se ha desarrollado por completo. La capacidad de ser consciente de las consecuencias futuras de los actos hace que el joven pueda mantener relaciones sexuales maduras y seguras.

Importancia de recibir una buena educación sexual




Recibir una buena educación sexual es muy importante para que el adolescente supere sus etapas de maduración física y psíquica y para establecer el comportamiento sexual cuando sea adulto.
Durante la adolescencia, el joven está expuesto a riesgos que se deben evitar mediante medidas preventivas como:

  • Las relaciones sexuales pertenecen a la intimidad por lo que no es necesario compartir los detalles sobre las mismas, a no ser que se quiera hacer. Los padres y el entorno no deben presionar al adolescente.
  • Los impulsos sexuales dominan al adolescente sobre todo se inicia de la fase de adolescencia media (14-17 años), donde el joven ya ha desarrollado por completo sus órganos sexuales pero no el pensamiento adulto. La educación debe proveer conocimientos que permitan desarrollar conductas y comportamientos sexuales correctos.
  • Informar: es importante ofrecer al adolescente información necesaria sobre los riesgos que traen las relaciones sexuales sin protección (embarazo en la adolescencia, ITS, etc., así como de los beneficios que reporta practicar sexo seguro).

Preguntas frecuentes sobre la sexualidad en la adolescencia

¿Por qué cuando despierto tengo el pene erecto?

Existen distintas razones que causan la erección del pene cuando despiertas, pero principalmente es un tema hormonal. Una de las hormonas relacionadas directamente con la erección es la testosterona. La testosterona fluctúa durante el día. La madrugada, o el momento en el que tu cuerpo está despertando, coincide con un momento de alta testosterona y por lo tanto tu pene se erecta fácilmente por cualquier roce o pensamiento erótico.

¿Es normal que duela tanto la penetración?

No, la penetración vaginal no debería doler si se produce una respuesta sexual adecuada, en la cual la mujer genera lubricación en sus genitales, ensanchamiento vaginal, aumento del flujo de sangre y elevación del útero. Es importante tomarse el tiempo necesario antes de la penetración vaginal.

¿Tragar el semen es malo?

El semen contiene espermatozoides y otras sustancias como enzimas, zinc, proteínas, vitaminas, lípidos, calcio, potasio y sodio. Debido a su contenido, se ha demostrado que el semen puede tener varios beneficios, por tanto no resulta perjudicial tragarlo. Ahora bien, siempre que tengas sexo oral existe el riesgo de transmisión de ITS, como VIH, Sífilis, Herpes y Gonorrea.

 
Haz tu pregunta a un experto
 
 
Subir arriba