Cerrar buscador
  1. Inicio
  2. Violencia
  3. Violencia familiar

Violencia familiar

La violencia intrafamiliar es la violencia doméstica, y se da entre los miembros de una misma familia.

A través de la violencia familiar se pone en riesgo a los individuos en tres niveles: físico, emocional y psíquico. Pero la física es la que se conoce más comúnmente.

La violencia doméstica es aquella ejercida por un integrante del grupo familiar que daña la dignidad, el bienestar, la integridad física, psicológica, sexual, económica o patrimonial, la libertad, etc.; comprendiendo la libertad reproductiva y el derecho al pleno desarrollo de la persona.




Los factores que originan este tipo de violencia pueden ser muy variados. Puede ser:

  • Intolerancia.
  • Falta de educación.
  • Los impulsos.
  • Falta de vínculos afectivos.
  • Incapacidad para resolver problemas.
  • Abuso de alcohol y/o drogas, etc.

Otros términos utilizados para la violencia familiar incluyen maltrato de pareja íntima, violencia doméstica, maltrato infantil, abuso físico, violencia en el noviazgo, violación marital, violación perpetrada por una persona con la que se tiene una cita y acoso.

¿Cómo identificar la violencia intrafamiliar?

Algunos de los signos de alarma que pueden hacer que identifiques que puedes estar sufriendo este tipo de violencia, pueden ser

  • Te insulta, denigra o desprecia.
  • No te deja trabajar o estudiar.
  • No te deja ver a tu familiar y/o amigos.
  • Controla lo que llevas puesto.
  • Es una persona celosa y posesiva.
  • Te amenaza con violencia.
  • Te golpea.
  • Te obliga a tener relaciones sexuales.
  • Te culpa por tu comportamiento violento o te dice que te lo mereces.

Muchas víctimas de maltrato justifican este comportamiento diciendo que su caso no es tan grave o que en algún modo te mereces ese trato.
Esto es intolerable, JAMÁS hay que justificar a un maltratador, no se puede aceptar ese comportamiento.

Diferentes formas de violencia intrafamiliar

  • Física: palizas o golpes que causan lesiones físicas que pueden incluir moretones, fracturas, sangrado e incluso la muerte.
  • Sexual: violación u otra actividad sexual forzada.
  • Psicológica: amenazas, hostigamiento, posesión, aislamiento y destrucción de pertenencias.
  • Acoso: amenaza repetida que a menudo deriva en maltrato físico o sexual.
  • Económica: control de acceso a todos los recursos, como el tiempo, el transporte, el alimento, la ropa, el seguro y el dinero.

Tener un plan de ayuda

  • Busca un lugar seguro en casa cuando se inicie una discusión. Evita habitaciones sin salida y la cocina.
  • Ten un contacto seguro en caso de una crisis con una palabra o clave de ayuda.
  • Memoriza los números de teléfono importantes.
  • Ten dinero y cambio escondidos o a buen recaudo.
  • Guarda los papeles y documentos importantes en un lugar al que pueda acceder fácilmente si fuera necesario.

¿Qué puedo hacer para prevenir la violencia doméstica?

Es muy importante que no normalices comportamientos agresivos, ya sean físicos o psicológicos. Muchas veces crecemos en un entorno hostil que hace que justifiquemos la violencia, y esto no debe ser así, tienes que buscar una relación saludable.

Debes huir de la dependencia afectiva, tienes que identificar los patrones para poder prevenir situaciones de riesgo.

Hay que fomentar el respeto, expresando con claridad las ideas que uno tiene, no se debe tener miedo de estar en contra de los pensamientos o actuaciones de tu pareja.

Teléfono de emergencia de Asistencia a Víctimas de Agresión Física y Sexual (044) 5531367482

Violencia familiar, también lo puedes conocer como:

 

¿Tienes preguntas sobre Violencia familiar?

    • Acepto las normas de participación
      • Tu pregunta se publicará de forma anónima
      • Este servicio no sustituye a una consulta con un profesional sanitario.
      • Si tienes algún problema o urgencia, acude a tu médico o a urgencias.
     
    Subir arriba