Cerrar buscador
  1. Inicio
  2. Blog
  3. Métodos anticonceptivos
  4. Consejos útiles sobre anticonceptivos

Consejos útiles sobre anticonceptivos

En este post recordamos algunos factores a tener en cuenta sobre los métodos anticonceptivos

efectividad anticonceptivosEfectividad Anticonceptivos


La elección de los métodos anticonceptivos debe atender a diferentes criterios como la duración, la reversibilidad, los hábitos propios, etc. En este post queremos centrarnos en la efectividad y, en concreto, en las ventajas y desventajas de los anticonceptivos hormonales, naturales y de barrera. Una de las técnicas para calcular la efectividad de los anticonceptivos es el índice de Pearls (que multiplica el número de embarazos cada 100 mujeres, dividido entre 12 meses). Os indicamos los porcentajes medios de algunos métodos:


Vasectomía, ligadura de trompas, DIU, anillo vaginal, pastilla anticonceptiva, parche anticonceptivo, implante anticonceptivo e inyección anticonceptiva: Efectividad del 99%.

Condón masculino: Efectividad del 98%.

Preservativo femenino: Efectividad del 95%.

Diafragma: Efectividad del 94%.

Esponja anticonceptiva: Efectividad del 91%.

Capuchón cervical: Efectividad del 85%.

Lactancia prolongada: 70-85% ligado a lactancia exclusiva, constante y sin menstruación.

Método de Billings: Máximo 75%

Método Ogino/Kaus: Máximo 65-80%, dependiendo regularidad ciclo.

Anticonceptivos hormonales

Los anticonceptivos hormonales, como su nombre indica, contienen diferentes cargas de hormonas que, en mayor o menor medida, pueden afectar a nuestro organismo. Todos pasan controles de calidad de los organismos de salud competentes y han de ser testados. A menudo los efectos secundarios se aminoran con los meses, pero no por ello han de ser desestimados. Las pastillas anticonceptivas, por ejemplo, pueden provocar molestias las primeras semanas de su uso. Al contrario de lo que sucedía con las primeras “píldoras”, algunas de las cuales fueron retiradas del mercado, las pastillas de nueva generación provocan menos efectos secundarios. Apenas se ha demostrado su vinculación con cefaleas o la pérdida del deseo sexual en un pequeño porcentaje de mujeres. Sus componentes tienen un efecto de anti-retención de líquidos pero hay estudios que sí que las relacionan con un ligero aumento de la tensión arterial. El anillo vaginal (con menor carga hormonal) y el implante anticonceptivo tienen menor coste a largo plazo. Una de las desventajas de este tipo de anticonceptivos hormonales es que no protegen de las enfermedades de transmisión sexual, por lo que habría que usar un segundo método,  de barrera. Por el contrario, las ventajas que presentan es que a veces son prescritas para la regulación del ciclo menstrual y la dismenorrea (dolor menstrual). Gracias a la hormona anti-androgénica de algunas de estas pastillas, pueden corregir los síntomas relacionados con el ovario poliquístico y el hipotiroidismo (acné, hirsutismo, etc.).

Anticonceptivos naturales

Las personas que optan por los anticonceptivos naturales suelen elegirlos para no usar ningún medicamento u otro químico como puedan ser las pastillas. También rechazan las intervenciones quirúrgicas y, en ocasiones, las barreras externas. Los anticonceptivos naturales más habituales son aquellos basados en el conocimiento del propio cuerpo de la mujer y requieren un estudio exhaustivo del funcionamiento de cada ciclo menstrual. Así, el método Ogino/Kaus (o “del calendario”) consiste en calcular los días fértiles. Las nuevas aplicaciones para móviles o los dispositivos de venta en farmacias pueden facilitar esta estimación. También existen, entre otros, el método Billings (o del moco cervical), el de la temperatura basal y el de la práctica sexual durante la lactancia materna. La principal desventaja es que nunca alcanzan el 90% de fiabilidad. Entro otros factores, porque siempre se puede producir una ovulación espontánea y el ciclo menstrual rara vez es perfectamente regular. Las ventajas son ideológicas, en cuanto a que la persona es fiel a una necesidad de no recurrir a nada que no sea orgánico y, por supuesto, económicas, ya que no se invierte dinero en un método anticonceptivo.

Métodos de barrera

Son aquellos que realmente protegen frente a las infecciones de transmisión sexual (ITS) y además facilitan un alto porcentaje de efectividad (entre 98-95%) frente a un embarazo no deseado. Serían básicamente los preservativos masculino y femenino. Pese a que puede haber otros métodos que lleguen al 99%, la mayoría requieren de intervención quirúrgica y/o intervención médica. Hay que recordar que varios estudios asocian las variables “enamoramiento y confianza” con el contagio de enfermedades de transmisión sexual. Es decir, la pareja sexual confía en la otra persona de cara a dejar de usar protección. Más aún si está tomando anticonceptivos. Un buen preservativo, combinado con espermicida garantiza la mayor seguridad y además puede convertirse en un juego más para el placer.

Si te gustó este contenido, por favor compártelo en Facebook, Twitter, etc.

Compartir en facebook Compartir en twitter Compartir en googleplus

 
Subir arriba
Uso de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Más información | Aceptar