Cerrar buscador
  1. Inicio
  2. Blog
  3. Aborto
  4. Investigadores mexicanos buscan un anticonceptivo masculino reversible

Investigadores mexicanos buscan un anticonceptivo masculino reversible

| Aborto | | 0

Un equipo de investigadores del Instituto de Biotecnología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) busca un fármaco que bloquee de forma temporal la movilidad de los espermatozoides. Aseguran que sería un anticonceptivo reversible y sin efectos secundarios.

anticonceptivo masculinoAnticonceptivo masculino


“Hasta el momento no existe un anticonceptivo masculino reversible, eficiente y seguro”. Así lo explica Darszon Israel, al frente de un nuevo proyecto de científicos mexicanos para desarrollar un anticonceptivo para hombres sin hormonas. “Existe la necesidad de contar con estrategias diversas de control de natalidad”, comenta.

Los investigadores del Instituto de Biotecnología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) han identificado las condicionas para crear un fármaco de características contraceptivas reversibles, sin emplear hormonas y sin que provoque efectos secundarios.
Para ello, han hallado que en la composición de los espermatozoides existen canales iónicos (proteínas en las células que permiten el paso de algunas sustancias) necesarios en la movilidad del espermatozoide en el trayecto hacia el óvulo femenino y en su fecundación. Se trata ahora de buscar qué moléculas pueden suprimir la acción de esos canales para lograr la infertilidad reversible en los hombres.

Como ha explicado al diario El País Claudia Treviño, investigadora del Instituto de Biotecnología, “estos canales ayudan al espermatozoide a nadar; sin estos canales no se puede mover de manera correcta, entonces si nosotros los podemos bloquear de forma específica inhibiríamos su función”.

Sin efectos secundarios

Como la existencia de estos canales es exclusiva de los espermatozoides, el hecho de administrar un fármaco para bloquear las proteínas no produciría efectos secundarios en otras células del cuerpo. Asimismo, como diariamente se producen espermatozoides nuevos, cuando el paciente deje de tomar el fármaco anticonceptivo sus nuevas células volverán a tener movilidad y recuperará su fertilidad.

Responsabilidad compartida

Según los autores de esta investigación, la búsqueda de un anticonceptivo masculino adquiere una perspectiva social: buscar alternativas en el control natal y plantear una responsabilidad compartida para hombres y mujeres sobre la reproducción.

A pesar de los avances, Treviño manifiesta que el proceso aún es lento puesto que han de verificar que el elemento de bloqueo no sea tóxico, que exista un proceso de experimentación en células humanas en cultivo y que, por último, se pruebe en humanos.

Si te gustó este contenido, por favor compártelo en Facebook, Twitter, etc.

Compartir en facebook Compartir en twitter Compartir en googleplus

 
Subir arriba
Uso de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Más información | Aceptar