Cerrar buscador
  1. Inicio
  2. Educación sexual
  3. Sexualidad
  4. Relaciones sexuales
  5. Disfunciones sexuales
  6. Problemas sexuales en la mujer

Problemas sexuales en la mujer

Muchas mujeres padecen de problemas sexuales, no es algo raro sino más normal de lo que puede parecer. Estos pueden deberse a causas físicas y/o psicosociales. Reconocer y detectar cuál es el problema es el primer paso para empezar a abordarlo.

Tipos de problemas sexuales femeninos

Si la vida sexual de una mujer no funciona o le resulta insatisfactoria es importante no tener miedo ni vergüenza en expresarlo. Muchas mujeres pueden padecer un bloqueo sexual, ya sea algo puntual o prolongado en el tiempo, y sin embargo no se sienten seguras de hablarlo con su pareja (si la hubiera), ni mucho menos de acudir a un especialista. Por eso, liberarse de prejuicios es muy importante.

Otro de los errores es creer que son problemas que tienen difícil solución, que es mejor silenciar, que ya pasarán o que no importan demasiado. Para cualquiera es difícil aceptar, por la educación, por los prejuicios que perviven entorno al sexo, etc., que se sufre algún problema sexual femenino. Sin embargo reconocerlo es fundamental para empezar la recuperación.

Todas de las disfunciones sexuales pueden ser tratadas, solo se necesita paciencia, voluntad y dedicación. Algunas de estos problemas sexuales que puede presentar la mujer, son:

Problemas sexuales en la mujer


  • Anorgasmia: es la incapacidad o dificultad que experimenta la mujer para alcanzar el orgasmo. La anorgasmia no debe de confundirse con la frigidez. Toda mujer frígida es a su vez anorgásmica, pero no todas las mujeres anorgásmicas son frígidas, ya que pueden disfrutar de sus relaciones sexuales a pesar de no llegar al clímax.
  • Dispareunia: es el término médico para el dolor durante el coito, que se define como dolor genital persistente o recurrente que se produce justo antes, durante o después del coito. La dispareunia forma parte de los denominados trastornos sexuales causados por dolor. Se caracteriza por la aparición de algún tipo de dolor genital asociado a la práctica sexual con penetración. Puede darse tanto en hombres como en mujeres pero su prevalencia es femenina, siendo poco frecuente entre hombres. Sus causas pueden ser de índole física u orgánica, o bien de origen psicológico.
  • Falta de deseo sexual: es la ausencia de deseo, excitación y placer sexual. Es un concepto amplio que se podría resumir como falta de deseo y por lo tanto, de excitación, de placer, de orgasmo, etc. En esta disfunción existe una ausencia prácticamente total de sentimientos o sensaciones eróticas.
  • Sequedad vaginal: es un problema de salud íntima de la mujer que afecta sobre todo a las relaciones sexuales porque se caracteriza por la sequedad y falta de lubricación de la vagina.  La sequedad cuando se mantienen relaciones sexuales pueden resultar dolorosas, llegando a sangrar. El problema de la sequedad vaginal se produce por una falta de lubricación natural en la vagina, lo que hace que la zona no esté plenamente saludable. Esto causa molestias, picor, ardor e incomodidad en la vida diaria de la mujer.
  • Vaginismo: es un espasmo de los músculos que rodean la vagina, que ocurre en contra de su voluntad cerrando la vagina y en la mayoría de los casos evitando la actividad sexual y los exámenes médicos.

Es un problema sexual que puede tener varias causas como un trauma o abuso sexual pasado, problemas de salud mental, respuesta involuntaria que se desarrolla debido al dolor físico.
Los síntomas principales son penetración vaginal difícil o dolorosa llegando en ocasiones imposible penetrar, dolor vaginal durante la relación sexual o un examen pélvico, etc.

  • Frigidez: la que una mujer no tiene deseos sexuales o no es capaz de conseguir ningún tipo de satisfacción en las relaciones sexuales. La frigidez es una forma muy frecuente de impotencia sexual femenina.

Son muchos los factores que pueden ocasionar la falta de apetito sexual como el exceso de trabajo, la diabetes, agotamiento mental y físico, intoxicaciones, etc., pero la causa más común es psicológica.
Toda frigidez tiene que ser tratada de manera personalizada.

Preguntas frecuentes sobre los problemas sexuales femeninos

¿Cómo se si padezco de vaginismo?

 Cuando tienes dificultad o la penetración es imposible, tienes dolor al penetrar, la inserción es la vagina del pene es incómoda.

No tengo la menopausia, pero aun así tengo sequedad vaginal, ¿es normal?

Sí, la sequedad vaginal se produce a cualquier edad, incluso antes de la menopausia.

No tengo orgasmos de forma constante ¿puedo tener anorgasmia?

En principio no, puesto que tienes orgasmos. Es raro que una mujer tenga orgasmos en todas las ocasiones, lo importante es tener placer, que no siempre es sinónimo de orgasmo.

Contenido relacionado

 
 
Haz tu pregunta a un experto
 
 

Tags

Educación sexual Aborto legal Pene Clínicas para abortar Clítoris Eyaculación Clínicas para abortar Clínicas de aborto Clínicas de aborto Gay Sexualidad Homosexualidad Aborto Legal Lesbiana Erotísmo Sexo Vagina Próstata Sexualidad en la adolescencia
Subir arriba