Cerrar buscador
  1. Inicio
  2. Educación sexual
  3. Sexualidad
  4. Relaciones sexuales
  5. Ciclo de respuesta sexual

Ciclo de respuesta sexual

La respuesta sexual humana se caracteriza por una secuencia bien definida de etapas que se pueden expresar de forma diferente en el hombre y en la mujer. Para cada una de estas etapas existen una serie de cambios psicofisiológicos.

¿Qué es el ciclo de respuesta sexual?

El ciclo de respuesta sexual son las fases que siguen habitualmente las personas en las relaciones sexuales. Las etapas más frecuentes son: deseo, excitación, meseta, orgasmo y resolución.

La duración varía según cada persona y cada momento, pudiendo no producirse alguna de las fases. Puede haber personas que no tengan deseo sexual o que no lleguen al orgasmo,  pudiendo igualmente obtener mucha satisfacción.

Respuesta sexual femenina

  • Ciclo de respuesta sexual


    Excitación y meseta: aumenta la lubricación vaginal. Se expande el diámetro de la vagina, se eleva el útero y aumenta el tamaño del clítoris. Incremento del placer, aumenta el tamaño de los pechos y el ritmo cardiaco, lo que conlleva mayor riego sanguíneo y vasodilatación, es decir, los genitales reciben más sangre.
  • Suele acompañarse con “rubor sexual” (piel más sensible, tensión muscular, respiración agitada). El clítoris puede retraerse.
  • Orgasmo: contracciones del útero y el suelo pélvico. La tensión se libera de golpe.
  • Resolución; disminuye el estado de tensión anterior y se llega a una sensación de relajación. El cuerpo sigue en un estado de sensibilidad por lo cual la estimulación puede resultar placentera o molesta dependiendo de cada mujer. Muchas podrán volver un orgasmo con la estimulación adecuada.

Respuesta sexual masculina

  • Excitación y meseta: el aumento de riego sanguíneo suele producir la erección del pene y de los pezones. Puede necesitar un tiempo de estimulación. En la meseta aumenta la circunferencia del glande del pene y de los testículos, que se elevan. Se acelera el ritmo cardiaco y respiratorio, aumentan temperatura y presión sanguínea.
  • Orgasmo: tienen lugar contracciones de la próstata, la vesícula y los vasos deferentes que empujan el esperma dentro de la uretra. Inmediatamente después se producen contracciones en uretra y pene, teniendo lugar la eyaculación. Aunque es poco habitual, puede haber orgasmo sin eyaculación y eyaculación sin orgasmo.
  • Resolución: los varones tienen menos posibilidades que las mujeres de encadenar orgasmos (ser multi-orgásmicos) por lo que tras la eyaculación necesitan un periodo más largo de descanso, de relajación (periodo refractario). Dependiendo de cada hombre, este puede durar desde unos minutos a varias horas.

Modelos ciclos respuesta sexual humana

El primer modelo (excitación, meseta, orgasmo y resolución) lo establecieron en 1970 Masters y Johnson. La crítica es que se centraban mucho en los genitales, el orgasmo y en el marco fisiológico.

Fue Helen Singer Kaplan quien introdujo la variable del deseo en 1977 (junto a Harold Lief) e incluye el significado de meseta como parte final de la excitación.  Solo con deseo llega la excitación, en su punto álgido la meseta y como consecuencia de esta el orgasmo y la resolución. Así pues solo tendría tres fases: deseo, excitación y orgasmo.

Rosemary Basson plantea un modelo circular con necesidad de intimidad emocional donde serían importantes los condicionantes psicológicos para la satisfacción. El ciclo de respuesta sexual sería: Intimidad- Estimulación- Excitación- Deseo. Sin intimidad, no hay deseo. Se preocupa por la diferencia del deseo femenino. Según ella, las mujeres se interesarían por involucrarse en la relación sexual después de la estimulación, sentirían más deseo tras la excitación y viceversa.

Por último, hay teorías que proponen eliminar el término orgasmo por el de “placer” o “máximo grado de satisfacción”, ya que el ciclo no siempre culmina en orgasmo.

Preguntas frecuentes sobre el ciclo de respuesta sexual

¿Funciona igual el cuerpo de las mujeres que el de los hombres en el sexo?

No. Del mismo modo que hay diferencias de una mujer a otra y de un hombre a otro. Pero sí podemos hablar de algunas diferencias físicas por sexo porque nuestro cuerpo es distinto, necesita diferente estimulación, responde de diferente manera, etc.

¿Cómo puedo llegar al orgasmo?

Pues cada persona es diferente en esto. Lo mejor es que te conozcas primero antes para así poder comunicar lo que quieres cuando compartas experiencias con otras personas. Hay quien prefiere la estimulación en unas partes del cuerpo y quienes prefieren otras. Prueba. Es importante dejarse llevar, pero a la vez ser consciente de nuestro cuerpo y del placer y consentimiento de las personas involucradas, innovar, probar fantasías que nos gusten, etc. Eso sí, si tienes prácticas de riesgo, recuerda usar métodos de protección.

¿Cuánto tiempo de excitación se necesita para llegar al orgasmo?

Depende de cada persona y de las circunstancias. Pero no debemos obsesionarnos, porque cuánto más lo pensemos, menos estaremos dejándonos llevar. El sexo sin orgasmo también puede ser muy placentero.

 
Haz tu pregunta a un experto
 
 
Subir arriba