Cerrar buscador

Educación sexual

La educación sexual proporciona la información y las herramientas necesarias a las personas para disfrutar del sexo de manera responsable y saludable. La OMS dice "La educación sexual debe abarcar mucho más que la información. Debe dar una idea de las actitudes, de las presiones, conciencia de las alternativas y sus consecuencias. Debe de aumentar el amor, el conocimiento propio, debe mejorar la toma de decisiones y la técnica de la comunicación"

¿Qué es la educación sexual?

La educación sexual es toda acción cuyo objetivo sea el de enseñar, sensibilizar o divulgar cualquier contenido sobre el hecho sexual humano.

Educación sexual


Desde que nacemos tenemos (o se nos asigna) un sexo, somos seres sexuados. Y la sexualidad nos acompañará durante toda nuestra vida. La educación sexual es imprescindible para poder tener una vida saludable. La sexualidad no se refiere solo a las relaciones sexuales sino también al conocimiento de nuestro cuerpo como seres sexuados y a todas las relaciones que establecemos como tales.

Y aunque en la educación sexual se debe contemplar estos aspectos, así como los métodos anticonceptivos y las enfermedades de transmisión sexual, también se debe abordar un marco más amplio, positivo y complejo de la sexualidad y las relaciones sexo-afectivas.

Del mismo modo, la educación sexual debe incluir la perspectiva de la diversidad sexual, la equidad de género y un enfoque laico y científico para fomentar unas relaciones responsables, libres, informadas y placenteras.

Los diferentes estados deben legislar para incorporar a sus normativas lo recogido en el marco de los derechos sexuales y reproductivos, que establecen que la educación sexual es un derecho humano básico. Corresponde a las autoridades garantizar el acceso a este derecho, así como la existencia de una materia o asignatura de educación afectivo-sexual que se imparta de manera obligatoria y transversal en los centros educativos.

No obstante, el papel de las familias, las amistades y los medios de comunicación también es muy importante para construir una sexualidad sana. Así pues, es responsabilidad conjunta transmitir mensajes positivos y veraces sobre la sexualidad, que estén libres de estereotipos de género o cualquier otro tipo de discriminación por identidad u orientación sexual.

Preguntas frecuentes de la educación sexual

¿A qué edad se debe impartir educación sexual?

Puesto que tenemos sexo desde que nacemos (somos hombre, mujer, intersexuales u otras posibilidades), debemos recibir educación sexual en todas las etapas de nuestra vida, adaptada, por supuesto, a dichas edades.

¿Qué contenidos debe abordar la educación sexual?

La educación sexual debe abordar el conocimiento de nuestro cuerpo, nuestra anatomía sexual y anatomía reproductiva, la salud sexual y no solo reproductiva (es por eso mismo que no hay que esperar a tener la menstruación para hablar de educación sexual), las relaciones con nosotros mismos y con otros (hábitos saludables y cuidado del cuerpo, identidad y orientación sexual, los límites del consentimiento, habilidades sociales y de comunicación, relaciones amorosas, educación emocional y afectiva, autoestima, derechos sexuales y reproductivos, igualdad versus violencia de género), placer, etc. Por supuesto que está bien hablar de métodos anticonceptivos y enfermedades de transmisión sexual. Pero si solo se habla de eso se transmite la idea de que la sexualidad está llena de miedo y dolor, y la sexualidad también es placer, orgasmos, masturbación, afectividad, relación positiva con el cuerpo, afectividad, etc.

¿Quién debe impartir educación sexual?

La educación sexual no se refiere solo a una materia en los centros educativos, que por supuesto debe existir. Las familias también pueden y deben impartir educación sexual. No hace falta tener conocimientos expertos en la materia, simplemente una actitud de escucha. Es bueno contestar generosamente a las preguntas que se reciban. Los tabúes no solo no van a retrasar el inicio de las prácticas sexuales, sino que además provocarán que estas sean menos libres e informadas. Es normal enfrentarse a las preguntas de hijos con vergüenza. Tratémoslo con naturalidad, que sepan que siempre tienen una puerta abierta. Tampoco se trata de forzar la “charla”. Si siempre se ha establecido un cauce para hablar sobre cualquier tema, todos los temas relacionados habrán ido saliendo progresivamente.

 

Preguntas de usuarios sobre Educación sexual

Cuando no se emplea un método anticonceptivo las probabilidades de embarazo son altas e incluso con la menstruación puedes... Respuesta realizada por

Hola KarlaNo puede haber embarazo en tales circunstanciasporque porque los espermatozoides necesitan de un hábitat adecuado... Respuesta realizada por

Hola ErickAquí, te podrás informar sobre la Reproducción humana. Conocerás qué es, en que consiste el... Respuesta realizada por
 
 
Subir arriba